CONECTAR

Hay miradas, breves momentos, pequeños gestos e inclusive silencios que lo dicen todo de forma tan humana como el respirar. Aunque algunas veces por temor o inseguridad creemos que no hacemos más que imaginar, idealizar o mal interpretar.

En cuanto al amor, ligeros y deseosos algunos se lanzan sin dudar a la piscina mientras que otros con mucha paciencia esperamos desde afuera que todo suceda y observamos como simple espectadores que nuestra propia historia se desarrolle como pueda.

Sin embargo, un día hasta el más cauteloso aprende a dejarse llevar, el herido sana, el receloso se atreve a confiar y el escurridizo decide dejar de escapar. El riesgo no desaparece, de él no nos podemos librar, pero la vida misma está atestada de contingencias, de desafíos y hay riesgos que algunas veces valen la pena afrontar.

También hay belleza en la vulnerabilidad, la dulzura y la fragilidad. No le temamos a conectar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s